miércoles, 22 de abril de 2009

EL PUBLIRREPORTAJE

Hoy he comido en un restaurante de comida casera en el Barrio de Salamanca de Madrid. Era la primera vez que iba a este restaurante. El menú del día, a elegir: entre cuatro primeros, cuatro segundos y cuatro o cinco postres era muy, pero que muy recomendable. El precio 9 euros. El camarero amabilísimo. Todo muy bien. Con la excepción del publirreportaje que me he tragado.

Como es normal en numerosos restaurantes de este estilo, tenían conectada la televisión: estaba sintonizado el canal de Telemadrid. He de reconocer que no soy televidente, pero, de uvas a brevas, veo algún informativo. Aunque Telemadrid es una cadena que no veo nunca. Pues hoy sí. Ha coincidido mi comida con el telediario de esta cadena. Bueno, para ser veraces, con un publirreportaje sobre el PP., que es el partido dominante en esta Comunidad.

Mi mujer y yo estábamos ajenos a la tele hablando de nuestras cosas. Pero el publirreportaje era tan evidente, que hasta nosotros, espectadores forzosos e indiferentes, escuchábamos como ruido de fondo, las maravillas del Sr. Aznar y su primer Gobierno, ensalzadas por Dª Espe, y coreadas por todo el elenco de capitostes del PP. A la vez, claro está, ponían a parir al PSOE. Todo muy normal.

Pero ¡qué coño muy normal!. Telemadrid la financiamos todos los residentes en esta Comunidad, tengamos las ideas políticas que tengamos. Pero todos los que allí decían algo eran, bien del partido dominante, o bien periodistas que parecían pertenecer a la Oficina de Prensa del PP. Lo que digo desde el principio: un publireportaje pagado con el dinero (sin color político) de los contribuyentes madrileños. Me han jodido la comida. Eran atragantantes de puro empalago.

Lo peor de todo, es que estoy seguro de que, si en vez de estar en Madrid, hubiera estado en Barcelona, Valencia, Sevilla, Donostia o Monforte de Lemos (por poner solo unos ejemplos), y hubiera comido viendo el informativo de cada una de las TV. públicas de esas Autonomías, me habría tragado el correspondiente publirreportaje, que pagan con sus impuestos, los ciudadanos de aquellos lares.

Si a nuestros políticos autonómicos se les privara de “sus” TV. y del control de las Cajas de Ahorros, se quedaban en pelota picada. Sus ya dudosas cualidades de servicio público, iban a quedar en la mas vergonzosa de las evidencias.

Voy a dejarlo ya. Parece que además de hacerme efecto el publirreportaje, quizás el vino del menú fuera un poco peleón y me haya sentado mal.

6 comentarios:

Domingo dijo...

Pero bueno Armando, ¿y qué comiste? Que me has dejado en ascuas. ¡Je,je,je! Saludos a tu señora. :)

jpolinya dijo...

En València he optado por no ver Canal9 y sólo Punt2 (con gusto prescindiría de la primera)

En Madrid, ni se me ocurre poner TeleMadrid

En Lleida y Barcelona, sigo viendo TV3 y mejor aún Canal33

En Zaragoza, aunque no me acaba de convencer, TeleAragón todavía se puede ver.

Digo esto porque aunque todos son parecidos, hay algunos, como decía Orwell, más iguales que otros.

Para premio, premio, TM y C9 Infumables.

Salut

Fernando Solera dijo...

Telemadrid es una propaganda constante sobre lo maravillosa que es Esperanza Aguirre. Yo es que ni la veo, ¿sabes? A mí de la tele lo único que no me pierdo es Padre de familia, aunque sea en la Secta.

LUFERURA dijo...

Estimado Armando,

Pues mira que yo te creía vecino del País Vasco y te encuentro en el Barrio de Salamanca en Madrid, entre tu y yo, a mi es el sitio que más me gusta de Madrid.

En cuanto al publireportaje, hace tiempo que decidi hacer mis comidas sin televisión. Por otra parte cada uno escucha lo que quiere oir, lee lo que quiere leer y ve lo que quiere ver. Digamos que cuando un pone el diario de Telemadrid, el de TV3, el de Antena 3 o el de Quatro, y todas las demás, debe tener una idea de lo que se va a encontrar, a la labor de propaganda hay que unir la de marketing. Y más en un momento en que la opinión es más importante que la noticia.

Claro que es más digerible una reunión del antiguo gobierno de Aznar, o del Real Madrid de Pirri, que el mazazo que supone más de cuatro millones de parados (eso si que es una noticia).

Un abrazo

Elefante Blanco dijo...

Todas las televisiones públicas estatales y autonómicas tienen desvios partidistas, pero lo de Telemadrid, como muy bien expones, es intragable, intratable e indigerible, como una muy mala comida.

Gracias y un abrazo.

emilio dijo...

Hola Armando:
Me identifico con lo que dices porque he vivido situaciones similares...en distintas CCAA.
Por otra parte, veo ocasionalmente tlemadrid a través de digital+.
Los marte suelo ver algun fragmento del debate que presenta saenz de buruaga.
Y otros días veo el telediario de las 12 de herman. Lo que pasa es que si llego al comiezo, se arranca con unas "filípicas" (pseudo carrascal) que no hay quien (que no sea super pp) las aguante y no tengo más remedio que hacer zaping.