miércoles, 4 de febrero de 2009

OBAMA, ¿EL EJEMPLO A SEGUIR?.

Parece ser que al Sr. Rodríguez Zapatero, el Sr. Obama le pone (políticamente hablando). Acabo de leer en la edición digital de El País (04.02.09 a las 17,43 h.) que Mr. Obama acaba de poner un tope a los sueldos de los directivos de las empresas americanas que reciban ayudas estatales: 500.000 dólares, es decir unos 390.000 euros. Mr. Obama, se está refiriendo a los altos ejecutivos de bancos y compañías de seguros.

Los Sres. Rodríguez Zapatero y Sebastián, acaban de reconvenir públicamente a los máximos ejecutivos de Bancos y Cajas por no abrir el grifo de los créditos. Incluso el Sr. Sebastián ha dicho “que la paciencia del Gobierno se está acabando” con estas Entidades. Aunque Pepe Blanco ya ha templado gaitas.

A mí me gustaría que mis gobernantes, esos a los que pagamos entre todos para que nos gobiernen, me dijeran claramente si van a tomar alguna medida similar con los ejecutivos de nuestros Bancos y Cajas a los que sea necesario inyectar ayudas estatales. Y también me gustaría conocer y que se le diera la máxima publicidad, la cuantía de esas ayudas y sus destinatarios.

Señores gobernantes: en toda tierra de garbanzos, el movimiento se demuestra andando. Ustedes me dan la sensación de que están lisiados, tanto física como mentalmente. Si tanta admiración les provoca el Sr. Obama, y creo que es bueno, sigan su ejemplo y cojan el toro por los cuernos. No hace ni un mes que juró su cargo y ya está andando. Otros llevan en el cargo casi cinco años y, después de analizar “concienzudamente” si esto que tenemos encima era una crisis o una nubecilla pasajera (galgos o podencos), todavía no tienen pensamiento de levantarse del sillón, salvo para ir de mitin. Debe de ser mucho mas urgente guardar el sillón propio y el de los amiguetes, que tomar decisiones tendentes a resolver el problema de mas de 3,3 millones de personas inscritas en el INEM.

Pero miro hacia el tendido de enfrente, donde se sientan los otros y veo una actitud hacia el movimiento del mismo tenor que la de sus oponentes. Es que hay elecciones y eso es, ¡joder!, fundamental. Lo del paro y lo de la crisis le toca resolverlo a los otros. ¡No haber ganado las elecciones!. Eso sí, mi escaño, sea en el Congreso, en el Senado, en los distintos Parlamentos autonómicos o en los Ayuntamientos, ¡ni tocarlo!. Y yo me sigo preguntando ¿para qué coño están? ¿para mirarnos a los ciudadanos/contribuyentes (no olvidar el apellido) cómo vamos a sobrevivir?.

Finalmente, y esto es lo más lamentable, ¿qué hacen esos valedores de los trabajadores, que en tiempos de Nicolás Redondo y Marcelino Camacho se llamaban Sindicatos, y que hoy no se sabe ni qué son, ni para qué están?.

¡Señor, Señor!, líbranos cuanto antes de tanto inútil que come a nuestra costa. O al menos haz un milagro e ilumínalos para que aprendan a moverse como lo hace Obama.

6 comentarios:

Fernando Solera dijo...

Tú sabes mejor que yo que los partidos políticos le deben muchos millones de euros a la banca. Muchísimos. ¿Qué legitimidad va a tener Zapatero, por ejemplo, para echarle la bronca al tío Botín?

En cuanto a los sindicatos, tres cuartos de lo mismo. ¿Cómo van a manifestarse contra el Gobierno, si viven de puta madre del dinero que les regala papá Estado? ¿Van a morder la mano que les da de comer?

Qué cosas tienes, Armando. Un fuerte abrazo.

Fernando Solera dijo...

(Como no he encontrado e-mail al que escribirte, te hago el comentario aquí sobre tu opinión en mi blog. Espero que no te importe, Armando.)

Sólo quería decirte que la crisis actual no tiene nada que ver con la de hace quince años. Ésa es la gran diferencia. Entonces se intuía el suelo de la crisis. Ahora, sin embargo, estamos en caída libre, lejísimos del suelo. Menuda hostia.

Elefante Blanco dijo...

¿Nos merecemos este gobierno y esta oposición? No lo sé. Pero lo que sí sé es que los que no hemos participado en ningún tipo de especulación no nos merecemos las consecuencias de la crisis.

Un artículo redondo.

Gracias y un abrazo.

jpolinya dijo...

Lo que dice Fernando es cierto (y no leyenda urbana como nos quieren hacer creer) los créditos no recuperables concedidos a los partidos les impiden (a cualquier gobierno de los que ha habido desde la democracia, y de los que seguirá previsiblemente habiendo) tomar las riendas. Al final solo acaban hablando de ética y moralidad... a los banqueros...!!!

Salut

emilio dijo...

Si Cervantes levantara la cabeza, la expresión ahora sería: "con la Banca hemos topado, Sancho..."

Domingo dijo...

Hay mucha mano muerta que se lo lleva crudo. ¿Alguien me puede explicar por qué en España, un país de 46 millones de habitantes, hay tres millones de funcionarios? Resulta incomprensible.