martes, 30 de septiembre de 2008

INVERSION INMOBILIARIA

Estaba dando una vuelta por los diversos periódicos digitales, para cotillear cómo transcurren los acontecimientos de la crisis financiera, y me doy de bruces con una noticia de tercer o cuarto orden, que aparece en la portada de Cotizalia.com, en su edición de 29.09.2008 (http://www.cotizalia.com/): “La torre de HSBC de Londres cuesta hoy la mitad de lo que Metrovacesa pagó por ella”. Aunque no tengo acciones de Metrovacesa, me llama la atención la noticia y la leo.
Simplemente voy a transcribir algunos párrafos íntegros de la noticia y la “Presentación Corporativa” de Metrovacesa en su página web. Cada cual que piense lo que quiera.

COTIZALIA:

“La torre HSBC de Londres cuesta hoy aproximadamente la mitad de lo que Metrovacesa pagó por ella. Así lo aseguran distintos agentes del sector inmobiliario consultados, que cifran en aproximadamente unos 800 millones de euros el valor de la sede del mayor banco europeo, después de que la inmobiliaria española desembolsara 1.600 millones de euros hace poco más de un año”.
“No hace ni un mes, una demoledora información del Times Online cifraba entre 800 y 1.000 millones de euros el valor de la torre. Según este medio británico, Metrovacesa pagó por la torre más del doble de los 600 millones de euros que costó construirla seis años antes. De hecho, supuso la mayor operación inmobiliaria del Reino Unido”.
“La inmobiliaria controlada por la familia Sanahuja negocia actualmente con el HSBC la reestructuración del préstamo de 810 millones de libras (1.015 millones de euros) que la entidad le facilitó el pasado año para venderle su sede y posteriormente quedarse como inquilino”.
“El rotativo Financial Times apuntaba que, ante dichas dificultades, HSBC estaría incluso sopesando el volver a hacerse con el control del edificio”.
“Por su parte, fuentes oficiales de Metrovacesa han afirmado que "la torre no está en venta" y que el grupo "actualmente negocia la refinanciación del crédito asociado" a su compra”.
“La deuda correspondiente a la compra de la sede del HSBC constituye el grueso de los 1.152 millones netos (tras ventas) de deuda que Metrovacesa calcula que deberá atender en 2008, según indicó la compañía en su informe de auditoría correspondiente a 2007”.

Presentación corporativa
http://www.metrovacesa.com/web/corporativo/default.aspx

“Nuestro modelo de negocio propio seguirá generando valor añadido para nuestros clientes, empleados y accionistas.”Jesús García de Ponga Consejero Delegado
Metrovacesa es una de las principales compañías inmobiliarias de Europa y la primera de España, con un valor de activos superior a los 12.000 millones de euros.
Con una historia de 90 años en España, Metrovacesa ha demostrado al mercado que es una inmobiliaria sólida. Esta excelente trayectoria se reforzará gracias al Plan Estratégico que hemos puesto en marcha.
Una de las principales señas de identidad de Metrovacesa es nuestra vocación patrimonialista e internacional, que se refleja en una cartera formada por activos de gran calidad y situada en las mejores economías europeas.
Metrovacesa ha diseñado un modelo de negocio propio, centrado en la búsqueda de la rentabilidad y la eficiencia para seguir generando el mayor valor añadido para nuestros accionistas, clientes, empleados y toda la sociedad.

4 comentarios:

Fernando Solera dijo...

EL pisito ha muerto, Armando. Lo que ayer 'valía' un millón de euros, dentro de un par de años no valdrá ni cien mil. Se acabó.

jpolinya dijo...

Un tropezón cualquiera da en la vida, como dice el tango.

Domingo dijo...

Lamento desviarme del tema, pero Solbes acaba de anunciar que nuestros ahorros están a salvo. Tocad madera y cuerpo a tierra.

LUFERURA dijo...

Muy mal tiene que estar una empresa si depende del valor del edificio, por mucho que pagase una por algo que no valga tanto. Si Metrovacesa pagó algo que se podía permitir no tiene porque pagar nada y si se gastó lo que no podía, ha habido un fallo de dirección muy gordo. Tanto que la empresa se puede ir al garete.

Esperemos que los responsables del posible desaguisado corran la misma suerte que la empresa.

Un abrazo